Fundación Bangassou - La Fundación


 
 
 

Contador de visitas:

 
 

Hora:

GRACIAS

20/05/2015

Queridos amigos:

     Mil gracias a todos los que me habéis llamado en estos días, me habéis escrito por mail para animarme, habéis seguido la evolución de mi enfermedad o habéis estado rezando simplemente por mí... No estoy de ánimos al 100% y me siento muy cansado pensando lo que Dios quiere de mi. En efecto, el dia de mi 17º aniversario de consagración episcopal, el domingo 10, me desperté de madrugada con un fuerte dolor en el pecho. Ya he tenido dos infartos hace 4 años y se reconocer que llegaba el tercero. Afortunadamente me encontraba ya en  Bangui preparando mi viaje a Roma para la visita “Ad Limina” que cada 6 años hace toda la Conferencia Episcopal centroafricana. Con mi  compañero comboniano padre Aurelio buscamos una doctora cooperante, que nos dijo que ella no tenia aparatos para hacer una "trombolisis" de urgencia para empezar a disolver el coágulo, que fuéranos a la clínica Sweps donde encontramos un celador por único habitante, llamamos a dos cardiólogos que no cogieron el teléfono y , finalmante, nos acercamos al hospital de campaña que el ejército francés tiene en Bangui (200 soldados en zona de alto riesgo, lo necesitan) y alli nos atendieron con urgencia, competencia y acogida excelente. Hoy ya bien, en casa, flojito pero levantándome, sin responder a teléfonos y pensando en el futuro, que ya no podrá ser como antes, aunque sé que Roma me va a dar largas.

     Estuve dos dias en la clínica de campaña francesa y pedían que un avión medicalizado, me llevara a hacer un cateterismo, máximo  antes de 48h. Como no tengo seguro médico fuera de España, embajadas, nunciatura y demás organismos se lavaron las manos y animaron a mi familia a encontrar  financiación propia. Tras arduas negociaciones económicas y búsqueda de medios, al final vino una avioneta de Luxemburgo y me trajo a España sin maletas, con escala en Niger y en Málaga. A la Cruz Roja de Córdoba llegué a las 3 de la mañana, momento que véis en la foto. Al dia siguiente entraron en mis coronarias para descubrir que la derecha estaba obtruída por un antiguo stem que se había movido del sitio produciendo un trombostem. A los 7 stems que ya tenía, añadieron dos y me recompusieron el atasque. Dos dias sin irrigación derecha no han supuesto casi ningún daño y ahora me dan varios meses para recuperarme. Ha sido como un milagro venir desde tan lejos con una arteria bloqueada y yo me siento como aquel que apalearon los ladrones en la parábola del Buen Samaritano y éste tuvo piedad, se acercó y lo amó.

     Quiero ir a Roma a mitad de junio para encontarme con el Cardenal Filoni, presidente del Dicasterio de Propaganda Fide, y (si es posible), con el Papa pues la conferencia episcopal centroafricana está actualmente en Roma y yo me estoy perdiendo esta visita... Tengo varios meses para pensar, rezar, discernir, escuchar al Cardenal Filoni, escuchar el parecer de personas... sin llegar a conclusiones radicales de que "al tercer aviso el toro tiene que ser devuelto a los corrales", abandonando alli gentes y proyectos, pero  tampoco sin tener en cuenta de que hay que pisar el freno, que sin un cardiólogo por los alrededores sera difícil seguir o sin  un Obispo auxiliar que lleve lo mas gordo... o... hay otras posibilidades que Dios nos irá haciendo entender con su saber sugerir entre líneas. Otra vez mil gracias por vuestras llamadas, oraciones, recuerdos, y tantas otras cosas.

Mil gracias a todos. Y  a todos , que Dios nos siga guiando.

+ Juanjo Aguirre 20/05/2015

 

 

(LEER MÁS CARTAS DE JUANJO AQUÍ)






 
Esta web utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Para obtener más información sobre cookies haz click aquí.Aceptar