Fundación Bangassou - Historia de Bangassou

Buscar:
Buscar
 

 
 
 

Contador de visitas:

Hora:

 
 
 
 

Situación de Bangassou

Situación de Bangassou

 

 

     La Diócesis de Bangassou tiene una extensión como Andalucía, sin ningún kilómetro asfaltado, sin luz eléctrica ni teléfono y una población estimada de 450000 habitantes.

     La República Centroafricana, en el corazón del continente africano, es un país muy inestable ya desde su independencia en 1960 con continuas guerras por el poder y control de la zona.

     Su población se encuentra totalmente desamparada y olvidada tanto por los políticos locales como mundiales.

     Con un nivel de pobreza extremo, malnutrición, falta de los recursos sanitarios más imprescindibles, índice altísimo de SIDA con una mortalidad del 100%, gran número de niños huérfanos y desamparados, falta de escuelas... Un panorama desolador que hace sonrojarnos a los que disfrutamos de la vida de Occidente.

     Estas personas necesitan de tu ayuda y la de otros muchos como tú. Personas que, ni quieren, ni pueden quedarse cruzadas de brazos pensando que esto no va con ellos.

Historia

 

      La República Centroafricana es el quinto país más pobre del planeta. Y es aquí, en Bangassou, un núcleo de población al este del país donde la Fundación, creada en el año 2002 por Monseñor Aguirre, acompaña a todos los que le necesitan para crecer física y espiritualmente. La fé mueve montañas, y así es como Juan José ha conseguido transformar un parmo desierto en un oasis de esperanza para los pobres.

      La Fundación tiene un orfanato, que gracias al trabajo y a la ayuda económica que llega por un sistema de apadrinamientos, tiene acogidos a ochenta niños que han perdido a sus padres a causa de las guerras o las enfermedades como el SIDA o la malaria. También se ayuda a las abuelas que en muchos casos sobreviven a la muerte de sus hijas y se quedan a cargo de sus nietos ejerciendo de nuevo de madres. Aunque su cariño infinito les llena de fuerzas, su avanzada edad les dificulta trabajar para dar una base económica a sus pequeños, pero gracias a Monseñor y a su labor ellas tampoco se sienten solas.
 
      El mejor activo de la Fundación son sus voluntarios, que trabajan y dejan su tiempo altruistamente para ayudar y colaborar con los proyectos. Juan José trabaja codo a codo con otros voluntarios que, como él, no dejan solos a los más pobres. Voluntarios como María, Miguel y Manolo, el técnico de quirófano, y los médicos oftalmólogos Asunción y su hijo Antonio, que abandonan sus cómodas vidas en España para, en medio de la selva, operar a los enfermos a cambio sólo de una sonrisa.
 
 
 
     La Diócesis cuenta con 11 parroquias, 300 capillas, 30 sacerdotes católicos, 30 religiosas y algunos misioneros laicos de ambos sexos.
 
     Los problemas más graves que tiene la población y que la Diócesis ayuda a resolver son:
 
  • Enfermedades como malaria, lepra y sida.
  • Salubridad y saneamiento.
  • Ausencia de escuelas.
  • Inexistencia de comunicaciones.
  • Refugiados de los países vecinos como Zaire y Sudán.
  • Desarrollo económico y cultural.
 
     Actualmente, los Proyectos en ejecución son la construcción y mantenimiento de:
  • Orfanatos.
  • Hospital para enfermos terminales de SIDA.
  • Leproserías.
  • Escuelas.
  • Farmacias rurales.
  • Maternidades.
  • Guarderías.
  • Quirófanos.
  • Garaje Diocesano.
  • Dispensarios.





Esta web utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Para obtener más información sobre cookies haz click aquí.Aceptar